martes, 24 de mayo de 2016

Los leones de Chile: ¿realmente es tan polémico?

Ayer resonó en las redes sociales una noticia que de nuevo resaltó la misantropía general que comparte una buena parte del movimiento animalista. El sábado, dos leones del zoológico del Parque Metropolitano de Santiago (Chile) tuvieron que ser sacrificados para salvar la vida de un sujeto que se arrojó a su recinto con claras intenciones suicidas. Las autoridades del parque fueron rápidas, pero debido a la lenta acción de los tranquilizantes para detener a los leones, un macho y una hembra, debieron matarlos. El hombre ahora mismo se encuentra en un centro asistencial con graves heridas.

viernes, 13 de mayo de 2016

¿Deberían prohibirse los misioneros?

Hace poco me topé con una supuesta noticia que ha estado tomando revuelo, según la cual el Senado de México va a discutir en los próximos días una Ley para la Protección Doméstica, que penalizaría el acoso en el hogar de personas como vendedores, cobradores y, especialmente resaltado, evangelizadores. Al parecer, esas simpáticas personas que con inoportuna frecuencia interrumpen nuestras mañanas para hablarnos de la palabra de Dios podrían enfrentar hasta seis semanas de cárcel. Maravilloso, ¿no es así?


lunes, 9 de mayo de 2016

La FILBO 2016 y el nuevo entretenimiento

El lunes pasado, 2 de mayo, cerró la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO) 2016. Dos semanas de eventos, en los cuales uno de los más concurridos y polémicos se dio justamente el 23 de abril, día en que se presentó a firmar libros Germán Garmendia, popularísimo youtuber del canal Hola Soy Germán, y reciente autor del libro #ChupaElPerro, una especie de guía de superación, o al menos un libro de consejos (no estoy muy seguro, y eso que me gusta mucho su canal). La concurrencia fue tal que las entradas a la feria ese día se agotaron pronto, y se hacía difícil circular.


miércoles, 4 de mayo de 2016

#TrigglyPuff, gatillos de traumas y el “orgullo gordo”

Introducción

Creo que para muchos, no es secreto decir que los justicieros sociales (SJW para los amigos) son desesperantes, y en muchos casos, se puede afirmar sin culpa que muchos son de plano ridículos y hasta estúpidos. No obstante, esto no significa que dichas personas ridículas y estúpidas no terminen representando un peligro para la sociedad que tanto dicen defender. La corrección política ha llegado a un punto en que intentar solucionar problemas universales de salud ya es un discurso un ejercicio de odio. Como ejemplo puntual de esta ideología basura (no hay otro modo de decirlo), les presento a Cora Segal, mejor conocida hoy en día como #TrigglyPuff.