martes, 18 de junio de 2019

¿De dónde vino el Dios de Israel?


La influencia del cristianismo, para bien o para mal, ha sido importante a través de los siglos para la historia de la humanidad. Gran parte de ello viene, por supuesto, de la antigua religión del pueblo israelita, la cual sentó las bases de la cosmología monoteísta abrahámica, con las posteriores modificaciones y adiciones que Jesús de Nazaret (asumiendo que haya existido un predicador humano con tal nombre) y sus seguidores hicieron en los primeros siglos de la Iglesia. Sin esa tribu semita, el concepto de Dios no existiría como lo conocemos en nuestra sociedad.