jueves, 22 de junio de 2017

Wonder Woman y Blackadder: no hay guerra noble

Advertencia: esta entrada contiene spoilers sobre La Mujer Maravilla, además de Blackadder Goes Forth. Si aún no ha visto la película o la serie, y desea darle una oportunidad a una u otra, siga leyendo bajo su propio riesgo.

La semana pasada fui a ver La Mujer Maravilla, la última película de Universo Cinematográfico de DC, y es sin dudas la mejor hasta ahora. Claro, superar a Batman vs. Superman y Escuadrón Suicida no es algo difícil, pero la cinta de Patty Jenkins tiene suficiente fuerza por sí misma para superar incluso a gran parte de las películas del Universo Marvel. No es, como aseguran algunos medios, la primera cinta o trabajo audiovisual que presenta una protagonista notable, pero sí es una de las pocas que puede llegar libremente a todas las edades, y esto permite que sea un modelo de rol femenino importante para generaciones futuras.


sábado, 3 de junio de 2017

Tríptico de enajenaciones

Entregarse de cabeza a una idea, una creencia o una forma de pensamiento es una forma rápida no sólo de quedar como un idiota, sino también de desvirtuar aquello que se defiende, sea bueno o malo. Las tres noticias que voy a destacar a continuación tienen en común justamente eso: episodios de enajenación que dejan una pésima imagen de un grupo en particular. La primera es una situación típica de un movimiento político mediocre; la segunda, una reacción desproporcionada ante un trabajo de ficción; la última deja una lección de humildad y rigurosidad al toparse con una noticia o analizar un estudio.