sábado, 24 de julio de 2021

Catálogo para una crítica balanceada de la ficción (Parte I)

En abril de 2021, el actor y comediante Hank Azaria ofreció en un podcast una disculpa pública por el racismo o su participación en alguna forma de racismo estructural, al haber interpretado por décadas al personaje de Apu en Los Simpson. Como sabrán, hace unos años el comediante Hari Kondabolu desarrolló un documental llamado El problema con Apu, en el que formaba un caso francamente endeble contra el personaje y el trabajo de Azaria, donde a mi juicio la queja más legítima era el tema de ser un acento falso y estereotípico, no que lo interpretara un blanco sefardí. Podrían haber optado porque Azaria consultara acentos locales de la India para hacer una interpretación más respetuosa, pero los productores de la serie han preferido reasignar los personajes “no blancos” a actores de minorías –irónicamente, Kevin Michael Richardson sí interpretó a un ciclista caucásico en un episodio de la reciente Temporada 32-, y Apu fue semi-retirado de la serie (ahora se limita a apariciones como personaje de fondo) mientras se decide abordar al personaje desde otra ruta creativa.