viernes, 30 de noviembre de 2018

En qué importa la fe del Fiscal General

La semana ha estado particularmente “entretenida” en lo que a política colombiana se refiere. El domingo pasado, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez hizo un comentario religioso particularmente torpe en Twitter acerca de la campaña de apostasía católica masiva en Bogotá ese mismo día, comentario que mi amigo David ya analizó cuidadosamente en su blog. Por otro lado, el Fiscal General de la nación, Néstor Humberto Martínez, fue sometido a un debate político en el Congreso de la República para explicar su relación con el caso Odebrecht, en especial por los audios que sugieren que ya conocía desde hace años las prácticas corruptas de la empresa durante su época como abogado del grupo Aval, con el cual la empresa brasileña tenía algunos proyectos. Bueno, “sometido” es una palabra muy fuerte para llamar a ese circo: se quiso escapar del debate, llegó tres horas tarde, le echó la culpa a una supuesta conspiración en contra suya, básicamente declaró seguir a Gustavo Petro y quiso pasar como inocente con otras supuestas pruebas. Y mientras el gobierno no dijo ni mu sobre su postura en torno al Fiscal, el partido del gobierno presentó un video donde Petro recibe un fajo de billetes y lo acusó de tener negocios con narcotraficantes para quitarle peso moral a sus acusaciones, como si eso le restara realidad a las evidencias que existen contra Martínez.

sábado, 24 de noviembre de 2018

El caso de Sentinel del Norte y los pueblos aislados


Quería escribir algo sobre los cien días de gobierno del Tocineto, pero tenía tiempo de querer escribir una entrada con respecto a este tema, y los últimos sucesos me han impulsado a enfocarme en ella. Es un tema interesante, en especial porque las circunstancias políticas actuales sugieren futuras amenazas, y para el ciudadano de a pie debería ser importante comprender la situación.