miércoles, 30 de marzo de 2016

Sí, sí hay muerto malo

-Bueno, ¿para qué hablar si no te importa lo que pasó?
-¿Por qué dices eso?
-Por tu actitud esa de “Oh, pues, otro estúpido día”. El tío se murió.
-Ya sé que se murió. Qué mal que se murió. Pero no hay que pretender que era una gran persona si no lo era. Nadie está triste por la muerte de Tommy Sherman; están tristes por sus propias muertes.

En estos días estaba viendo algunos episodios de Daria, serie que conocí en la Universidad, puesto que no tuve cable y ni siquiera televisión durante los primeros años de la década del 2000. Me concentré en uno en particular, La chica miseria, donde a través de un accidente trágico en la escuela de Lawndale se desafía y deconstruye un tabú social que es típicamente resumido en el conocido refrán: “no hay muerto malo”.


jueves, 24 de marzo de 2016

En defensa del Adversario

Ya que es Semana Santa, y es un período de descanso y reflexión para algunos, y de diversión y fiesta para otros -para mí ha sido trabajo al principio, y el resto de los días serán pura lectura, espero-, he decidido aprovechar para dedicarle una entrada a un tema que estaba contemplando en mi cabeza desde hace tiempo, y es jugar, literalmente hablando, al abogado del Diablo.


lunes, 14 de marzo de 2016

La entronización de la “rebeldía”

Uno de los mayores defectos que posee el ser humano es su fastidiosa tendencia a suspender el juicio crítico a determinados personajes de la historia, dependiendo del nivel en el que las posturas religiosas, políticas o sociales de dichos personajes concuerden con los suyos. Cuando esto ocurre, se suelen buscar distintas formas de justificar acciones que ciertamente hablan muy mal de dichos personajes, y son formas que pueden ir de lo patético y risible a lo ruin y hasta criminal. Es un rasgo muy común entre defensores furibundos de ideas nocivas o al menos erróneas: entre más se ataquen sus ideas, más intentarán blindarlas contra cualquier crítica.

domingo, 6 de marzo de 2016

Observaciones cotidianas sobre la religión

Durante estos días, he visto y me he enterado de cosas bastante peculiares en la ciudad. Cosas, por supuesto, referentes a la religión. Y quiero reflexionar un poco sobre ellas, ya que son cosas que ocurren todo el tiempo, y que uno parece ignorar o pasar por alto.