domingo, 10 de agosto de 2014

¿Dios no está muerto?

Por petición de una amiga cristiana, se me dio por ver la película Dios no está muerto. La verdad es que normalmente no me habría molestado en hacerlo, puesto que las películas cristianas no son de mi gusto, ya que suelen ser tan sosas como las películas bíblicas. Lo que me impulsó a hacerlo fue tener una perspectiva propia de un trabajo muy comentado (y criticado) en los círculos escépticos. Como agregado, fue un ensayo universitario de esta amiga lo que me hizo percatarme de mi agnosticismo. Podría decir, que se lo debo.