sábado, 28 de septiembre de 2013

El nuevo racismo

Que este blog se titule El Pensador Sereno no significa que cada cosa que escriba lo haré de formas que a todos agraden. Es algo que Daniel Dennett aprendió de Christopher Hitchens: es necesario, a veces, ser grosero. Porque hay pensamientos y actitudes que son muy dañinas, y hay que evitar que se difundan.

Entremos en materia. Hace unos días, en la página de la revista Semana publicaron una noticia acerca de unas tabletas que fueron entregadas a un grupo de indígenas en Guainía, como parte de un proceso de alfabetización. Claro, hay dificultades relacionadas, como la necesidad de Internet para algunas cosas, pero al margen de eso, es un importante avance la entrega de una herramienta así a un grupo indígena que quiere aprender a leer y escribir, en la lengua que ellos deseen.