miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ni Dios ni Dawkins



Richard Dawkins es un reconocido etólogo y biólogo evolucionista británico, que ha construido su fama en los últimos años a través de una sistemática crítica contra la religión, la defensa del ateísmo como opción racional y la visión de la fe y el pensamiento religioso como un virus mental persistente en la civilización. Su obra El espejismo de Dios, perteneciente al fenómeno literario-financiero llamado Nuevo Ateísmo, refleja fielmente sus convicciones, presentando la inexistencia de Dios (concretamente se refiere al Dios del monoteísmo, o eso se intuye de su lectura) como algo científicamente seguro. Este libro ha recibido grandes críticas, la mayor parte de ellas negativas, y es por esto que, deseoso de comprender sus argumentos y de formar mi propia opinión, decidí leerlo y hacerle un análisis.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Mi peor recuerdo de niñez


Ayer hablaba junto a un amigo con una persona que nos dijo que, en un retiro de su iglesia, le hicieron saber que el nombre de la banda KISS eran las siglas de “Knights In Service of Satan” (Caballeros Al Servicio de Satanás, en español). Nada más alejado de una banda que se dedica a cantar temas románticos, a veces cursis, y canciones de fiesta, como le explicamos. Sin embargo, no puedo dejar de asociar este episodio con una experiencia traumática de mi niñez por culpa del mismo tema.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Por pensar diferente


Termina la época universitaria, y es un descanso para muchos después de meses de duro trabajo y esfuerzos. Cada vez siento más cerca la graduación. Debería ser motivo para celebrar, ¿cierto?

Desafortunadamente, no es así. En la Universidad del Magdalena, a la cual pertenezco, ha terminado el semestre con amenazas de muerte a nueve docentes, dos de los cuales enseñan en el programa de Biología del cual soy miembro. Debido a su posición crítica ante el manejo actual de la institución y su promoción del voto en blanco durante las pasadas elecciones a rector de la Universidad, el mensaje electrónico les hace un llamado a no seguir “torpedeando” la autonomía universitaria (sarcástico, ¿no?), y que pueden elegir retirarse a otras instituciones, o de lo contrario sufrirán las consecuencias. Cierran con el broche: "Por cada demanda o proceso judicial en nuestra contra morirá uno de ustedes. Ratas", y culminan con amenazas de represalias si los docentes se atreven a hacer públicas las amenazas.